El dinero da felicidad… y seguridad y libertad

Y si da tanto, ¿Por qué nos relacionamos tan mal con él?

No digo que todo el mundo lo haga, pero sí mucha gente (quizá como cuestión cultural) tiene un tipo de “tabú” al hablar sobre este tema.

Nos educaron para hablar en diminutivo, como muestra de “sencillez” decimos frases como: “tengo un dinerito”, “tengo mis ahorritos” “mi negocito”, por otro lado, nos parecen “alzadas” las personas a quienes les empieza a ir muy bien y mejoran su estilo de vida, cambian su carro, se mudan de casa, empiezan a frecuentar mejores lugares, etc.

estilo de vida

o nos parece que “ya se le subió” el que acaba de conseguir un mejor puesto o su negocio está creciendo “antes era buena onda, ahora sólo va a restaurantes caros”

Como si la buena ondez solo pudiera ser demostrada privándote de sobresalir y brillar

¿Has escuchado o dicho algo así?

La pregunta es ¿por qué?

Al dinero deberíamos amarlo, sí leíste bien, AMARLO.

Y es que, si lo analizamos, el dinero estará por los siglos de los siglos en nuestra vida, si eres padre tus hijos harán su vida y se irán (a menos que sean una familia muégano y en ese caso, necesitarás mucho, mucho más), las parejas pueden estar o no (nadie tiene el compromiso de estar a tu lado por siempre, pero eso lo hablaremos en otro momento), nuestros amigos y familia tienen sus propias vidas, los trabajos no son ni serán seguros nunca, pero el dinero, ese sí que va a estar presente, en las buenas y en las malas hasta que la muerte nos separe (y aun así, el féretro cuesta).

El dinero te dará tranquilidad o te quitará el sueño, dependiendo de las decisiones que tomes en torno a él.

No quiero decirte que hay que endiosarlo (más adelante te daré las tres principales razones por las cuales, tienes que reconfigurar lo que piensas acerca del dinero), pero sí amarlo como quien ama a su pareja a partir del respeto, reconocimiento y cuidados en todo momento.

Imaginemos por un momento que el dinero tiene cara y nombre, y que, frente a él, tú lo minimizas o lo ignoras, o peor aún, hablas pestes de él, ¿crees que se quedaría por mucho tiempo contigo?

La respuesta es NO, nadie que sea ignorado y tenga amor propio se quedaría en ese lugar (el dinero sí que tiene amor propio, a ese no lo tratas bien y se va a la primera).

adiós vaquero

Esto lo aprendí y pagué con creces (aquí mi imagen con lagrimita de Remi)

Crecí con la creencia de que el dinero no te da felicidad, es más, te corrompe “…Es más, fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el rico entre al reino de Dios”, me decía mi papá cada vez que le hablaba de mis sueños (después deje de contárselos y también años más tarde comprendí el verdadero sentido de la parábola)

también escuché cosas como “No hagas castillos en el aire, nosotros nacimos pobres y hay que aceptarlo” “Los ricos sólo piensan en hacerse más ricos”… y así una serie de frases, que podrían ejemplificar que el tema de dinero ha estado presente en nuestras vidas desde siempre, para bien o para mal (aquí  cada quien sabrá).

Y es que, lo que escuchamos, lo que vemos y lo que vivimos con respecto al dinero pesa mucho más que la cantidad que tenemos en nuestros bolsillos.

Osea, no importa cuánto ganas, lo que importa es lo que te hace sentir.

Hay quienes no ganan grandes cantidades, pero su dinero parece estirarse como liga y son felices y están satisfechos, y están los que nunca están conformes con lo que llega a sus manos, se hacen avaros y viven contado pesos y centavos.

El amor es otra cosa, es la sublime sensación de tener lo que necesitas, pero estar abierto al cambio y al crecimiento, y trabajar para que suceda.

Por eso digo que al dinero hay que AMARLO

Quizá para este momento ya te hayas preguntado qué clase de perra diría que debes amar al dinero, te lo diré, soy la clase de perra que se metió en muchos problemas debido NO a los tres pesos que tenía en la bolsa y que definitivamente no pagaban las cuentas, sino a la carente percepción que me hizo sabotearme una y otra vez y sentirme como niña insegura incapaz de acceder al estilo de vida que siempre quise tener.

Después de muchos tropiezos (en serio muchos), noches de desvelo, unos cuantos cabellos menos y muuucho entrenamiento, decidí amar y respetar mi dinero como reflejo del amor y respeto a mí misma.

Porque amar y respetar tu dinero también es una cuestión de autoestima, y si no la tienes, te paga las terapias.

¿Quieres más ejemplos?

Atención médica, buena alimentación, mejor educación, actividades recreativas.

dulces sueños

Existen muchas razones más para valorar el dinero en nuestras vidas, pero basta con pensar en la enorme tranquilidad de irte a la cama todos los días sabiendo que tienes una buena relación con él y por ende, siempre estará de tu lado.

¿Tú qué tipo de relación tienes?

Te daré tres, de las principales razones, según yo, por las cuales, tienes que reconfigurar lo que piensas acerca del dinero y empezar a amarlo ¡ahora mismo!

  1. Seguridad y libertad. El dinero te ayuda a resolver problemas y a tomar mejores decisiones. Además de comprar lo necesario para sentirte tranquilo y protegido.
  2. Permanencia. Sin importar la cantidad que llega a tus manos, ¿te rinde? ¿o se va como agua? Si no lo amas seguramente se va muy fácilmente dejándote una sensación de frustración porque sientes que la balanza entre lo que te costo ganártelo vs el tiempo que estuvo contigo no es equitativo.
  3. El dinero crea mejores relaciones personales. Formar relaciones a partir de la individualidad y no de la dependencia, permite fluir los sentimientos más genuinos creando mejores lazos familiares, amistosos y sentimentales, no importa si el acuerdo entre tu pareja y tú es que hay un proveedor y un administrador, siempre tiene que haber una fuente de ingresos que te permitan tener tu propio dinero y tener una reserva para cualquier eventualidad.

Después de dar asesoría de finanzas personales a tanta gente, sigo reafirmando que estos puntos son los que más impactan como resultado de los esquemas de creencias, pero seguramente podríamos hacer una gran lista de manera individual dependiendo de cómo nos haya ido en la feria.

¿Te parece importante comenzar a reconfigurar tus creencias acerca del dinero?

Cuéntame tus experiencias y tu opinión, me encantará leerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s